A veces me hago pesada.  Lo sé.  Me puede el miedo. Me puede el cariño. Me puede el temor de la memoria pasada.

Me puede el deseo de sentirte. A ti. Por entero. No sólo tu piel, tus manos o tus besos, sino también tu alma. Y me invade el terror cuando estás pero a la vez te encuentras lejos, en tus cosas.  Ausente.

Y lo comprendo. Créeme que lo hago. Entiendo q todos necesitamos nuestro oasis aislado de vez en cuando. Incluso yo, pero de mi misma, en estos casos, ni me acuerdo.

Tan sólo me acuerdo del miedo. El maldito miedo, que inventa realidades, que juega con las emociones, que es traicionero y sabe dar ahí,  donde más duele.

Maldito miedo.

 

Escrito por:loslunesperros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s