Equivocarse es bueno.

20180327_155543.jpg

Somos humanos y equivocarse siempre da miedo.

A veces, incluso, da pavor.

Pero seamos realistas…

sin error no hay mejora,

sin mejora no hay avance.

Seamos valientes, quitémonos las cuerdas que nos agarran y saltemos.

A las malas, solo tendremos que levantarnos,

curarnos las heridas,

y volverlo a intentar,

ésta vez, con un paso más seguro.