Todo cambia…

… se transforma y crece…

Mucho ha cambiado todo en éstos meses.

No soy la misma persona que empezó éste pequeño rincón,

escribiendo y dibujando las batallas contra mi propia alma,

experimentando con garabatos salvajes y oscuros

en campos de guerra que no hacían más que cortar alas.

 

Unas alas ansiosas por salir.

 

Hoy todo aquello pasó,

la vida sigue siendo muy perra en ocasiones,

pero al fin me muestra cada día su lado más hermoso.

Es por ello mismo que siento,

que los Lunes Perros deben evolucionar también,

sin presión, sin prisas, con dulzura…

 

Ya oigo el batir de las alas…

¿las oyes tú?.