Abrirse a la experimentación creativa

¡Hola a tod@s!

Soy consciente de que la constancia en el blog no es lo mío. Durante algún tiempo he estado dándole vueltas al tema: “Debo postear más en el blog para no perderlo, se supone que hay que tenerlo muy vivo”. 

Ya bueno…

Eso me planteaba dos opciones… obligarme a llenarlo de porquería hasta sentirme tan agobiada que acabaría aparcándolo definitivamente o resignarme a amontonar muchas cosas y luego publicarlas, eso me quitaba mucho tiempo. 

No se si a algunos/as os pasara ésto que os voy a decir ahora: estoy un poco hasta las narices del postureo obligado y la presión que la sociedad instaura a través de imagenes de vidas perfectas que en realidad no lo són, pero nuestro subconsciente se las cree, en parte.

Así que he tomado la decisión de volver al motivo original por el que abrí el blog: que sea mi cuaderno de experimentación creativa, el canal por el que mi arte se muestre a los demás y de ese modo poder evolucionar, y poder dar/daros más y mejor. Me encanta que me deis vuestras opiniones, ver que las cosas que hago causan una reacción diferente en cada uno y creo que la presión y las prisas de poner “cualquier cosa” son un fiasco para vosotr@s y también para mi.

Y para muestra un botón: Fans de Harry Potter, he aquí un felpudo customizado para la entrada de casa, hecho con una alfombra de Ikea de 4 euros, un bote de esmalte acrílico negro y mucha paciencia.

El placer de crear sin prisas… 

Making of…
Alohomora DIY Felpudo entrada

¿Qué os parece? ¿Qué opináis de la presión de la blogosfera y las redes sociales?