Los Nuevos Lunes Perros by Nessa G.

Miro por la ventana de mi estudio y veo el vaivén de los árboles al son del viento. Un poco más al fondo el mar y la espuma de las olas descansando en la arena. ¿Quién me iba a decir a mi hace un año, que estaría aquí, ahora, en éste preciso momento, con semejantes vistas?

Me encanta ver como el mar cambia de color todos los días dependiendo del tiempo que haga. ¿Os habéis fijado alguna vez?

Creemos que tenemos una vida determinada porque nos han dicho que tiene que ser así pero, en realidad, podemos hacer que ésta cambie drásticamente hacia el lugar que realmente queremos dándole el tiempo que necesita. Dándonos a nosotros mismos el tiempo que necesitamos. Porque al final, solo vemos los cambios cuando los días pasan y miramos hacia atrás.

He aprendido (y sigo aprendiendo) que hay que romper las normas sociales del “deber ser” y perseguir aquellas propias que realmente nos hacen felices. Arriesgar, para algunos; adaptarnos al medio, como la naturaleza, para otros, pero siendo únicos en nuestro propio ser. Requiere tiempo, trabajo y paciencia pero ¿acaso no vale la pena vivir haciendo aquello que realmente nos haga levantarnos de un salto todos los días?

En eso estoy ahora y estoy segura que no soy la única. Envidio tanto a la gente que trabaja en algo que le apasiona y admiro tanto a las personas valientes y a las que se lanzaron a ello no importa qué les dijera nadie. Y por supuesto, a aquellas que lo intentan todos los días con fuerza y tesón.

Tres plantas y una pizarra con un café que dice: take your time.
Siempre he soñado con dibujar para la revista FLOW, ¿la conocéis?

Las cafeterías “cuquis” (como yo les digo ) siempre me han hecho soñar con otra vida. Una que he soñado desde que era niña y tenía algo borrosa pero que, con el despertar de la consciencia, se ha ido haciendo cada vez más fuerte hasta el punto que ya no la puedo mantener en la oscuridad. La necesidad de cambio es imperiosa y me gustaría utilizar el blog no solo para conseguirlo, sino para motivar a todo aquel/la que esté deseando lo mismo que yo. Para demostrar a los del “deber ser” que vivir de una pasión es posible.

Es ambicioso. Lo sé.

Por eso que el blog ahora tiene un aire a cafetería “cuqui”. Esa en la que suena música calmada, hay tartas caseras deliciosas, muebles reciclados, plantas y gente con muchas inquietudes artísticas. Esos locales dónde personas se llevan sus portátiles y libretas para dar rienda suelta a su imaginación o quedan para charlas de horas frente a tés y cafés humeantes.

Los Lunes Perros se actualizarán dos veces por semana, principalmente los martes y los viernes.

Una vez al mes habrá una entrevista a alguna persona valiente a la que admiro, porque creo que merecen ser vistas y servir de inspiración para todos los que pasáis por el blog.

Por supuesto, seguirá habiendo lo que más me apasiona, ilustración, experimentación artística y textos de esos que salen de las entrañas, intentando como siempre que causen emoción y muevan algo de dentro. Con frescura. Tal y como me salga. Porque así soy yo y no puedo hacerlo de otra manera.

Me encantaría serviros de inspiración, al fin y al cabo, este blog es eso, un cuaderno de inspiración, un blog de notas y un lugar donde hablar.

¿Me acompañáis? Explicarme, ¿tenéis algún sueño? ¿alguna pasión?