La Entrevista: Nazaret Yeste. Escritora.

Creo que hay gente extraordinaria todavía oculta que se encuentra luchando por sus sueños. Es gente maravillosa, con un talento inmenso y con tanta ilusión y ganas que, de tener la humanidad una ínfima parte de lo que ellas tienen, éste sería un mundo increíblemente mejor. Una vez al mes procuraré poner una entrevista a una de ellas, a algunas ya las conozco, otras espero que se tropiecen en mi camino. Espero que las disfrutéis y os motiven tanto como a mí. Son personas extraordinarias.

Nazaret es escritora. “Lola Todas las promesas que se ahogaron en el mar”, es su primera novela.

Conocí a Nazaret hará dos años. Nada más abrir la puerta de la escuela de Pole Dance ella tenía un pequeño drama pre-vacacional que contaba con mucha gracia. Fue la primera persona con la que hablé en aquella escuela. De sus vacaciones en Japón me trajo una campanilla de la suerte que a día de hoy me acompaña colgada de la maneta de la ventana del estudio cada día.

Alegre, dicharachera, ultra femenina, inteligente, alocada y soñadora. De Nazaret dirías que es muchas cosas pero jamás que pasa desapercibida.Hace poco ha autopublicado un libro: “LOLA, TODAS LAS PROMESAS QUE SE AHOGARON EN EL MAR” del que nos va a hablar entre otras muchas cosas. (Parece un texto largo pero os aseguro que ésta chica se os hará muy amena).

Nazaret. Foto extraída de su página de Instagram.

NessaG: Hola Nazaret, ante todo gracias por aceptar ser la primera en la serie de entrevistas del Blog. Si tuvieras que hacer una mini biografía sobre ti, para que la gente se hiciera una breve idea de quién eres, ¿qué dirías?

Nazaret: Os lo explicaré así: El día más feliz de mi vida cumplía 30 años rodeada de los míos, soplaba las velas sobre un pastel precioso de sirenas y unicornios, sonaba “Bajo el mar” de fondo y apenas oía las carcajadas de los míos mientras me arrastraba por el suelo con mi nueva manta a modo de cola (sí, ¡hay vídeo!). Esa soy yo. La que hizo de la tristeza una preciosa novela tras cuatro años de arduo trabajo. El gran sueño de mi vida. La que graba Dubsmashes y los cuelga en Instagram a petición de gente que, honestamente, piensa que estoy para que me encierren. La que lleva chuches al trabajo para ver la sonrisilla de sus compañeros mientras se relamen el azúcar de los labios. La que aspira a un amor como el de mis padres (vale, y a un Euromillón) y prioriza dar cuenta de lo vital que es hacer sentir antes que invertir líneas en cualidades profesionales. A parte de eso decir que soy adicta al chocolate, que me encantaría estudiar psicología criminal y que adoro a Maiko, mi gata sphynx, que es un verdadero trasto. Yo creo que con eso, ya os podéis hacer una idea.

Maiko. Ilustración by Nessa G.

NG: ¿Has querido ser escritora siempre?

N: No sé si desde siempre, aunque siempre me gustó escribir. De hecho, estudié periodismo cuando terminé la carrera de traducción/interpretación sin aspirar jamás a ser periodista, sino a escribir libros. No sé cuándo empecé a planteármelo en serio, pero sí recordaré siempre el momento exacto en el que decidí que, pase lo que pase y cueste lo que cueste, escribir será mi oficio. Fue en Menorca, enfrentándome al final de Lola: Todas las promesas que se ahogaron en el mar. No voy a contar mucho porque es exactamente el final de la novela, pero lo sentí en mi fuero interno. Lo supe y me removió por dentro.

NG: ¿Quiénes son tus escritores favoritos? ¿Qué y quién te inspira?

N: Me inspira el amor, con sus matices dulces y, desgraciadamente, casi aún más con sus matices más amargos. Me inspira todo lo que es real, lo que toca el corazón de quien te lee, lo que remueve.

En cuanto a escritores favoritos, sinceramente no sabría decantarme por alguno en concreto. Leo tantísimos géneros que no me extraña no tener referentes concretos. Me encantan los libros de psicología, de mentes perturbadas, de motivación empresarial, de autoayuda… ¿Libros favoritos? Eso sí; siempre cito Dime quién soy, de Julia Navarro, y La Trilogía de Baztán, de Dolores Redondo. Lo que sí me gustaría apuntar es lo importante de reflexionar sobre lo poco que nos cuesta calificar el trabajo ajeno como “bueno” o “malo”. No creo que en el arte, sea cual sea su forma de expresión, algo sea “mejor” o “peor”, básicamente porque ha nacido de la inspiración y del sentimiento de un artista. Escribir es una forma de expresión del arte, por lo que creo que un lector le puede gustar más o menos una obra sin que nada tenga que ver con la calidad de la misma.

NG: ¿Qué te inspiró a escribir sobre LOLA? ¿Quién és Lola?

N: La historia de Lola es una historia 100% personal. Es real y la he vivido en mis propias carnes, así que nada en concreto me inspiró a escribirla más que relatar algo que tenía dentro y que necesitaba sacar. Una vez leí que hay que hacer del dolor algo bonito. Y esa fue la intención.

NG: El libro tiene mucha descripción de moda… ¿Es otra de tus pasiones?

N: ¡Sí! Desde niña me ha gustado mucho y de hecho actualmente trabajo como redactora de moda en una revista femenina, por lo que estoy constantemente empapándome de ella. Aun así, me gustaría que al final solo fuera un hobby, algo que te apasiona y que no quieres acabar viendo como un trabajo. Quiero que mi trabajo sea escribir.

NG: ¿Qué te animó a autopublicar el libro?

N: Pensé precisamente eso, que había sido un acto muy bonito, casi de curación. Creo que la historia de Lola está narrada desde el mayor de los respetos y con tanto cariño que decidí que tenía que ser mi debut como autora. Es complicado tener el apoyo de editoriales hoy en día, ya que por lo general apuestan por autores consolidados y hay mucho boom de influencers y youtubers. No quería pasarme la vida esperando; yo soy más de perseguir metas y agarrarme a la ilusión de que pudiera salir bien.

NG: ¿Cómo está resultando la experiencia?

N: Es muy bonito, porque ves que la gente empieza a comprar tu libro, algo que has creado tú en tu intimidad, algo tan personal, un sueño hecho papel…

Sin embargo, estar solo, sin editorial, es complicado. La publicidad depende de una autopromoción brutal, tienes que machacar las redes, pensar 24/7 en nuevas estrategias para darte a conocer, ser original… Yo soy una persona impaciente y muy, muy exigente conmigo misma y con mis aspiraciones. Se me hace eterno esperar a que llegue el día en que todo el mundo conozca a Lola. ¡Que llegará!

NG: ¿Qué aceptación ha tenido el libro?

N: Muy buena desde el momento cero. Cuando todo tu círculo y las personas allegadas a tu círculo ya se han hecho con él, cuando todo depende de que lo compren el resto, los que no saben quién eres y qué hace ese libro en Amazon… ahí empieza lo complicado. Pero los comentarios son maravillosos. Cuando alguien te manda un mensaje y te dice que se ha sentido identificado con cierta parte de la historia, que se ha emocionado, cuando te felicitan por “ser valiente”… No tengo palabras. No tenía ni idea de que fuera un acto de valentía hasta que me lo han dicho quienes han leído y disfrutado de la historia.

NG: Tengo entendido que irás en Sant Jordi a repartir tu libro por Barcelona… Dinos un poquito por dónde andarás, por si alguien se anima a ir a verte.

N: ¡Estoy muy ilusionada! ¡Pero mucho! Sé que hoy por hoy nadie me conoce, pero siento que va a ser el Sant Jordi más especial hasta la fecha, porque ahora tengo un bebé propio acunado entre los brazos y voy a ir paseándolo por Paseo de Gracia y Rambla de Cataluña (principalmente) para darlo a conocer. Me muero por hablar con la gente, por conocer a potenciales lectoras y explicarles qué es eso tan bonito que tengo en las manos. Repartiré tarjetas que he impreso con citas del libro, con el QR a Amazon y las redes. Venderé ejemplares a precios simbólicos, incluso regalaré libros. De verdad que cuento las horas y sería un tremendo placer que alguien se acercara a mí diciendo que ha leído ésta entrevista.

NG: Ojalá… jaja. Sé que un día le regalaste un ejemplar a una chica en el tren porque la viste leer. ¿Has tenido alguna otra experiencia bonita gracias a tu libro?

N: ¡Sí! Así es. He decidido regalar un par de ejemplares al mes en el tren, de camino al trabajo. Aquel día decidí regalárselo a ella y por la noche me mandó un mensaje por Instagram al perfil de Lola (@lolaylaspromesas) para darme las gracias. De hecho subió un post en su muro contando la historia. Me parece precioso. A mí no me cuesta nada y me encantaría que alguien se me acercara con toda su ilusión a regalarme algo tan personal y a lo que ha dedicado tanto tiempo.

NG: ¿Cuál es tu sensación en éste preciso momento del punto en el que estás?

N: Sé que el momento dulce está por llegar, y sé que es así porque pase lo que pase haré que llegue. Nunca he tenido tan clara mi pasión en la vida y ahora que no hay dudas simplemente es persistir y no desistir. Y no voy a mentir: hay muchos días que casi rozo la desesperación, porque quiero más y lo quiero ya. Pero si consigo disfrutar del camino tanto como de la meta, valdrá la pena.

NG: ¿Vas a escribir otro libro?

N: ¡Por supuesto! Y no uno sino todos los que pueda a lo largo de mi vida. De hecho, ya estoy inmersa en mi siguiente libro. Como pista, puedo adelantar que NO será una novela, sino más bien un recopilado de micro historias sobre un tema concreto. El tono será muy, pero que muy cómico. ¡Como la vida misma, vaya! Y después de éste, que espero escribir con bastante menos esfuerzo que Lola: Todas las promesas que se ahogaron en el mar, vendrá la novela negra, que es el género al que me gustaría saltar una vez termine un curso de psicología criminal que estoy estudiando. Y en esas estamos. Escribiré siempre. Porque es a lo que quiero dedicarme y porque quién sabe dónde está tu momento. Habrá que pelearlo.

Nazaret y su gata Maiko.

¡Por supuesto que sí! Estoy segura que Nazaret va a dar mucho de que hablar en los años venideros. Es una inyección de motivación y energía infinitas. Yo personalmente estoy deseosa de leer ese segundo libro que ya está preparando.

Podéis seguirla en su INSTAGRAM personal, el INSTAGRAM DE LOLA, sus DUBSMASHES (para los curiosos) y, como no, adquirir su libro en AMAZON: Lola: Todas las promesas que se ahogaron en el mar. Si os gustan las novelas románticas actuales, llenas de glamour, moda y hechas con cariño, os va encantar.