Nuevos retos para Los Lunes Perros.

Es de noche y veo desde mi escritorio a los vecinos de la casa de en frente cenar con sus visitas de verano. Los veo beberse un vino y charlar con tranquilidad. (La parte del vino me la invento porque en realidad no se ve tanto). Hace unos días ese mismo vecino me preguntó si yo trabajaba desde casa porque cuando mira hacia mi ventana (igual que yo hoy miro a su cocina) siempre me ve en lo que se imagina que es mi mesa. – No – le dije – es que me gusta mucho dibujar.

El miedo nos hace quedarnos en la zona de confort y no decir en voz alta aquello que desearíamos hacer, ser, sentir… como si temiéramos lo que el otro nos fuera a decir; aunque en realidad, es lo que pensamos de nosotros mismos lo que nos da miedo de verdad.

Los que me leéis hace tiempo, soportando mi inconstancia y mis “ataques” de ausencia cada vez que intento comprender(me) un poco más; recordaréis la entrevista a Nazaret. Quién no lo recuerde, o no la haya leído, puede verla aquí.

Nazaret ha conseguido que rompa mi zona de confort y que ahora todos los monstruos me acechen cual bestias descontroladas. Y es que ésta valiente muchacha con apariencia de princesa y alma de escritora me ha propuesto el reto de mi vida hasta el momento, ilustrar su nuevo libro: Fauna Tinderiana.

No soy muy partidaria de dar bombo de éstas ilusiones propias por lo que he dicho sobre mis bestias internas pero considero que debo hacéroslo saber por si me entra el cague y quiero echarme atrás.

Ahora ya tengo un compromiso también con vosotr@s: presentaros el libro una vez salga.

Y vosotr@s, ¿os habéis planteado algún gran reto últimamente?

Un abrazo y gracias por seguir ahí.

trasteando con acuarelas
Trabajando tarde y trasteando con acuarelas.