El amor canino y la droga de los pinceles.

Adoro las tardes festivas lluviosas con una taza de café caliente. Adoro la mesa llena de papeles, libretas, notas y manchas de pintura. Adoro el desorden de los botes de lápices, las hojas en sucio llenas de garabatos y los tarros de yogur reciclados con agua sucia de colores… No recordaba cuánto lo echaba de menos…

Leer Más