RETO Día 4: Raquel y el mañana.

Creo que mi gran problema – dijo Raquel mientras se agarraba con fuerza de la barra del metro – es que quiero conseguirlo todo muy deprisa. Voy tan agobiada, ansiando tanto la perfección mientras sigo corriendo, que al final me olvido de saborear el camino. Pues no corras Raquel – respondió Johanna –  si es que no sé para que te comes tanto la cabeza, ¡somos jóvenes! 

Leer Más