Desidia laboral y la fascinación de las mentes retorcidas.

Tengo un trabajo que en ocasiones me aburre. En otras, me fascina. Esto último pasa pocas veces, a decir verdad. Lo que realmente me fascina es ese misterio interno de las personas. Esa cosa extraña, peculiar, puntillosa, retorcida o inesperada que tenemos todos, que nos hace únicos y, no siempre, es precisamente lo bueno. Tampoco…

Leer Más