Desidia laboral y la fascinación de las mentes retorcidas.

Tengo un trabajo que en ocasiones me aburre. En otras, me fascina. Esto último pasa pocas veces, a decir verdad. Lo que realmente me fascina es ese misterio interno de las personas. Esa cosa extraña, peculiar, puntillosa, retorcida o inesperada que tenemos todos, que nos hace únicos y, no siempre, es precisamente lo bueno. Tampoco…

Leer Más

La mente y el turno de noche

Mi mente es un torbellino. Siempre lo ha sido. Sólo aquellos que se eclipsan con cualquier cosa sabrán a lo que me refiero: puede ser un rayo de luz, un comentario de alguien cualquiera, una taza floreada en un bar, un trozo de papel encontrado en el suelo, una fila de palomas cagandose en un mismo balcón…

Leer Más

Calidez de invierno.

Durante la noche he pensado un rato en nuestras cosas. Las buenas y las no tan buenas. También en las malas. Sin duda hay cosas tuyas, mías, nuestras, que me dan mucha rabia. Que me duelen. Que en ocasiones me hacen dudar. Dichosa manía la mía de buscar una normalidad en algo que de por sí debe ser anormal.

Leer Más